¿Transformación digital o transformación inteligente?

¿Transformación digital o transformación inteligente?

Los grandes saltos de la transformación inteligente están por sobre todo en los procesos de reclutamiento y selección, desarrollo organizacional vía asistentes virtuales y en outplacement.

La ola de transfromación digital está tocando todos los procesos, desde selección, capacitación, desempeño, entre muchos otros aspectos. La clave es diferenciar entre esa transformación digital y la transformación inteligente.

“La transformación digital es una ola que nos está llegando unos 5 años tarde respecto a mercados desarrollados. Sin embargo, también está ocurriendo la transformación inteligente que es tecnología con inteligencia artificial, como por ejemplo compara qué te sirve más Google Maps o Waze, aunque el segundo es sin duda más inteligente. Esto en simple es no solo llevar la burocracia de los papeles a lo digital (digitalizar un mapa), sino dar saltos de productividad por 10 (saltarme el tráfico en la mejor ruta)”, explica Gonzalo Sanzana, experto en Inteligencia Artificial.

Hoy en día, estos grandes saltos de la transformación inteligente están por sobre todo en los procesos de reclutamiento y selección, desarrollo empresarial a través de asistentes virtuales y finalmente en outplacement.

Actualmente, se emplea la realidad virtual para capacitaciones de alto riesgo sin exponerse realmente a aquellas situaciones en donde se usan gafas y salas para simular una experiencia por inmersión.

En reclutamiento y selección se utiliza el procesameinte de lenguaje natural (NLP) para leer hojas de vida y clasificarlas, además de reconocimiento facial y Emotion Analytics para medir las actitudes que transmite un candidato en su video entrevista, entre otros muchos factores.

Las empresas saben que tienen una responsabilidad más allá de vender o generar empleo, buscando con estas tecnologías mejorar su capacidad de respuesta y las experiencias de sus marcas. Dado esto, más que desaparecer empleos o reducirse el personal, se irán transformando los puestos de trabajo.

“Es importante tener un enfoque de metodologías ágiles y un enfoque del viaje del colaborador (Employee Decision Journey) que permita a los equipos irse adaptando bajo un nuevo paradigma a la gestión de personas 4.0, que busca mezclar lo mejor de las personas con lo mejor de las máquinas, bajo un enfoque heredado del marketing y llamado Employee Centric (poner al colaborador como el centro de todo)”, concluye Sanzana.