¿Cómo sus equipos de distribución eléctrica manejan ambientes severos?

¿Cómo sus equipos de distribución eléctrica manejan ambientes severos?

Schneider Electric ofrece soluciones que permiten mantener la operación de los equipos en contextos de trabajo complejos.

Los avances en sectores como minería, petróleo y energía, como la creciente adopción de redes inteligentes y el movimiento hacia el uso de energía descentralizada, están cambiando las demandas de los equipos que se manejan en esta industria. Hoy en día los sistemas de distribución eléctrica de media tensión están bajo más presión, pues deben satisfacer las necesidades requeridas en ambientes más severos.

Los equipos de media tensión son un componente crítico de las redes inteligentes para lograr la meta de producir energía distribuida. Con el fin de manejar sistemas más inteligentes, flexibles, compactos, seguros y capaces de soportar condiciones de operación agresivas sin perder el rendimiento del aislamiento, Schneider Electric desarrolló la tecnología de aislamiento sólido (SIS), aislamiento de aire (AIS) y aislamento sólido blindado (2SIS).

La tecnología 2SIS ofrece mayor flexibilidad y capacidad para soportar condiciones climáticas adversas donde se encuentra polvo, contaminación intensa, humedad y cambios de temperatura, entre otros, debido a que el circuito principal de media tensión está encapsulado en materiales aislados y la superficie del material aislante está cubierta por una capa conductora conectada a la tierra que fija el potencial.

Las prestaciones de aislamiento 2SIS son insensibles a las duras condiciones ambientales, ya que no están sujetas a variaciones de campo eléctrico, garantizando la estabilidad de toda la vida operativa de la central y reduciendo el riesgo de formación de arcos internos. En contraste, las condiciones severas pueden permitir que el campo eléctrico pase a tecnología SIS, llevando al envejecimiento de las piezas aislantes.

El paso de las empresas minero energéticas a las redes inteligentes, requerirá más sensores, transformadores de corriente y de voltaje que se instalarán en la red de conmutación MT para optimizar las instalaciones.

Los sensores adicionales reducen los costos de energía porque permiten identificar a los principales consumidores y optimizar los contratos de energía con las empresas de servicios públicos mediante un mejor manejo de los picos de consumo. Los nuevos sensores de tecnología 2SIS también mejorarán la continuidad de la potencia, la calidad y la disponibilidad del servicio.

Los transformadores de corriente de baja potencia (LPCT), además de los transformadores de voltaje de baja potencia (LPVT) y disyuntores fijos, pueden ser compatibles con 2SIS. Esto trae beneficios como la capacidad de soportar ambientes más hóstiles y en un tamaño de equipo más compacto.

Es evidente que las compañías de esta industria pueden beneficiarse enormemente de la tecnología 2SIS, pero hay varias razones por las que han mantenido sus sistemas de distribución por un tiempo:

Larga vida: el ciclo de vida de los equipos de distribución eléctrica es de alrededor de 40 años, mientras que las innovaciones tecnológicas fundamentales se producen aproximadamente cada 20 años. Esto significa que un antiguo sistema sigue siendo válido para las redes tradicionales de transmisión y distribución de energía (T&D).

Estabilidad: los operadores de T&D dudan en adoptar nuevas tecnologías en caso de inestabilidad.

Mantenimiento: el mantenimiento y reparación es más fácil para los operadores si la tecnología no cambia.

Si bien todas son preocupaciones válidas, si las empresas minero enérgeticas realmente quieren aprovechar las capacidades de la red, deben concentrarse en la tecnología inteligente y confiable, que las llevará a soportar duras condiciones ambientales, gracias a soluciones como 2SIS.