Protección contra amenazas para el automóvil conectado del futuro

Protección contra amenazas para el automóvil conectado del futuro

Fortinet colabora con Renesas en una solución de ciberseguridad de vanguardia para asegurar la tecnología en los vehículos conectados, incluidos el motor, la telemática y los sistemas de entretenimiento e información.

Durante el CES 2018 que se celebró en Las Vegas, Fortinet reveló las capacidades avanzadas de ciberseguridad para el vehículo conectado del futuro en la pista de pruebas avanzadas y autónomas para la presentación de soluciones de Renesas.

Desarrollado en colaboración con Renesas Electronics, el prototipo de ciberseguridad demostrará cómo el sistema operativo Fortinet FortiOS se integra con el R-Car H3 del Sistema en Chip (SoC) de Renesas para asegurar dominios de red de vehículos, servicios basados en la nube y aplicaciones.

Fortinet y Renesas han creado brechas cibernéticas falsas en un prototipo de automóvil conectado, incluyendo ataques de sistema de prevención de intrusiones (IPS) y ataques DDoS (denegación de servicio distribuido) para demostrar la efectividad de la seguridad integrada y automatizada para proteger a los conductores de intrusos que tomen control de su vehículo o de sus aplicaciones.

La seguridad automatizada es fundamental para la tecnología y sistemas del automóvil conectado

Para el año 2025, se prevé que habrá 300 millones de automóviles conectados (en 2016 había 37 millones) con ingresos anuales en la industria de equipos para automóviles conectados y servicios asociados que superarán los 250 mil millones de dólares.

Los principales factores que impulsan el mercado mundial de automóviles conectados son la creciente demanda de funciones de auto-conducción, la implementación de decisiones basadas en datos y soluciones de conectividad dentro del vehículo como el acceso a funciones de teléfonos inteligentes, música bajo demanda, conectividad a Internet y entretenimiento en los vehículos.

Un automóvil conectado está equipado con acceso a Internet y una red de área local inalámbrica (LAN), lo que permite a los conductores compartir la conectividad de Internet con otros dispositivos tanto dentro como fuera del vehículo.

Para proporcionar protección cibernética adecuada y garantizar la confianza del consumidor, los fabricantes de automóviles necesitan diseñar e implementar tecnología teniendo la seguridad en mente. Los sistemas de seguridad deben abarcar estándares de comunicaciones, dispositivos y redes.

También necesitan extender la visibilidad, la interacción y el control más allá de un solo vehículo para incluir el ecosistema de transporte más grande, incluidos los sistemas de control de tráfico y carreteras.

Los automóviles conectados requieren varias soluciones de seguridad diferentes que funcionen como un único sistema y, por lo tanto, deben incluir la segmentación estratégica de los dominios de funciones clave como las del motor, la telemática y el entretenimiento para garantizar que las amenazas se contengan y mitiguen automáticamente.

Otro requisito clave es un sistema de actualización de amenazas en tiempo real, como FortiGuard Labs de Fortinet, donde la información más reciente sobre vulnerabilidades y amenazas puede alimentar al vehículo para proporcionar una protección efectiva y automatizada.

Esto también incluye la conexión a una red en la nube para compartir y correlacionar eventos, además de recibir parches de seguridad y actualizaciones oportunas.

Fortinet y Renesas muestran seguridad para redes de automóviles conectados

Fortinet y Renesas han colaborado en un prototipo de solución de seguridad que aborda los principales riesgos de ciberseguridad en la arquitectura de redes de automóviles conectados de hoy en día. Las brechas cibernéticas recientes demuestran la necesidad urgente de seguridad integrada para estas redes de vehículos cada vez más sofisticadas.

El hackeo del Jeep Cherokee 2015, donde un grupo de hackers irrumpió de forma inalámbrica en el vehículo y controló funciones vitales electrónicas, así como también el más reciente hackeo del Tesla Model S interfiriendo con los frenos, cerraduras y tablero de instrumentos del automóvil desde 12 millas de distancia, son solo un ejemplo.

Fortinet y Renesas dieron a conocer cómo la tecnología Fortinet Security Fabric que se ejecuta en el R-Car H3 SoC ofrece administración de políticas de seguridad y protección automática de los dominios del motor y de la comunicación en el vehículo, incluido el módulo LTE, el módulo de comunicaciones vehículo a vehículo, el punto de acceso inalámbrico, el módulo de control del motor y más.

Con el respaldo de las funciones de seguridad en el chip del R-Car H3 de Renesas, Fortinet asegura las comunicaciones entre los dominios y establece políticas para limitar el acceso entre ciertos dominios para mitigar y controlar posibles ciberamenazas.

Las demostraciones específicas de simulacros de ciberataques IPS y DDoS revelaron cómo FortiOS protege automáticamente los datos transmitidos de un servicio público en la nube al sistema de entretenimiento en el automóvil.